top of page
Escritorio personal
 Posts destacados

Tipos de fertilizantes agrícolas




Tu proyecto necesita de un suelo saludable que permita un desarrollo eficaz de cultivos. Por tanto, es necesario contar con los recursos adecuados para su mantenimiento y, ya que los fertilizantes constituyen una herramienta que dotará al suelo de todos los nutrientes necesarios para proveer salud a las plantas de tus cultivos, en esta entrada te contaremos cuáles son los distintos fertilizantes que existen y cuál es el adecuado para tu proyecto.



 

Fertilizante químico

A partir de materiales de origen animal, vegetal, mineral o sintético, se pueden elaborar fertilizantes químicos de alta efectividad, con el objetivo de lograr combinaciones de nutrientes que deriven en mejores cosechas. Los tanques de fertilizantes líquidos son una opción segura para almacenar y transportar estas sustancias esenciales para los cultivos.


A diferencia de los fertilizantes naturales, los fertilizantes químicos son artificiales, es decir, son elaborados por el ser humano. En el trigo, caso emblemático, los aportes de Nitrógeno, Fósforo y Potasio poseen una influencia significativa en una buena producción. Por otro lado, existen fertilizantes químicos compuestos de nutrientes secundarios como Azufre, Calcio y Magnesio que resultan ser esenciales para el estado de salud de tus plantas.


 

Fertilizante orgánico

Es frecuente la pregunta de qué es un fertilizante orgánico. La materia orgánica en descomposición, como el estiércol que produce la ganadería extensiva, es un fertilizante natural. Los fertilizantes orgánicos se producen de manera natural o por compostaje y ambas prácticas son habituales en la actividad agrícola, pues, además de incrementar la fertilidad del suelo, aportan beneficios estructurales al terreno. El estiércol es una forma de abono y, al mismo tiempo, un fertilizante natural, debido a que incrementa la producción de cultivos.


Este tipo de fertilización natural resulta muy provechosa para la producción y el mantenimiento de los cultivos; sin embargo, cuenta con la desventaja de verse limitada por la disponibilidad del abono a incorporar en la labor, sobre todo en cultivos de grandes extensiones. Por tal motivo, el fertilizante orgánico es, mayormente, utilizado en cultivos de extensión reducida o aplicación localizada.


 

Fertilizante inorgánico

Los fertilizantes inorgánicos, a diferencia de los abonos y los fertilizantes orgánicos, son sustancias que derivan del procesamiento de minerales y rocas para que sus propiedades enriquezcan el suelo. Este tipo de fertilizantes se caracteriza por su rápido efecto sobre las plantas, al aumentar su resistencia y crecimiento. Un ejemplo de fertilizante inorgánico es la harina de roca.




Commentaires


Post recientes
Archivo
Buscar por Tag
Siguenos
  • Icono social Instagram
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
bottom of page